PSICOLOGÍA ADULTOS

La persona adulta es aquella que ha alcanzado un estado de madurez físico, psicológico, social y cultural. La vida adulta se convierte en una infinidad de cambios que la persona adulta acepta y afronta, en la mayoría de los casos, con madurez y fortaleza.

No obstante, los adultos no siempre disponen de los recursos necesarios para poder afrontar las dificultades de manera eficaz y ello puede generar un profundo malestar.

ÉXITOS PSICOLOGÍA ofrece el desarrollo y perfeccionamiento de las propias estrategias y, el apoyo necesario para hallar la solución y afrontar las dificultades generadas en el día a día.

Los problemas y/o dificultades que con más frecuencia se observan en esta etapa son:

Problemas de ansiedad.

  • Ansiedad generalizada.
  • Crisis de ansiedad.
  • Timidez.
  • Hábitos nerviosos.

Problemas del estado de ánimo.

  • Depresión.
  • Tristeza, bajo estado de ánimo.
  • Baja autoestima.
  • Desilusión, apatía y desmotivación.

Problemas de alimentación.

  • Anorexia.
  • Bulimia.
  • Sobreingesta compulsiva.

Problemas de sueño.

  • Alteraciones del sueño.
  • Insomnio.
  • Hipersomnia.

Conflictos y consecuencias emocionales originadas por situaciones relacionadas con la salud.

  • Afrontamiento de la enfermedad.
  • Superación del proceso de duelo.
  • Repercusiones psicológicas debidas a enfermedades orgánicas. Ejemplo: cáncer, fibromialgia, minusvalía, etc.
  • Soporte para la aceptación de las nuevas circunstancias de vida tanto de la persona perjudicada como de los familiares.

Otras problemáticas.

  • Crisis vitales.
  • Violencia y maltrato psicológico.
  • Habilidades sociales y relaciones interpersonales.
  • Entrenamiento en relajación y respiración.